Seguridad en Nieve

En Anoka Outdoor creemos firmemente que la pasión por la aventura debe estar fuertemente ligada a la seguridad y prevención de riesgos, ya que en la mayoría de los casos nos encontraremos expuestos a diversos contextos donde la ayuda profesional no está accesible y, por lo tanto, aumentan los riesgos de accidentes. Por lo mismo, hemos creado este artículo para contarte sobre los riesgos esenciales al practicar deportes de nieve (ski, snowboard, randonée, raquetas, splitboard, telemark, etc.) y las principales formas de abordarlos.

Temporada Invernal en montaña

Hace unos días atrás arrancamos en el hemisferio sur con la tan esperada temporada de invierno. Las condiciones que los distintos grupos de meteorología nos entregan dan un muy buen panorama para poder disfrutar de esta época del año que nos ofrece increíbles paisajes, distintos desafíos y, también, nuevos escenarios de riesgo. En simple, la seguridad de montaña asociada a la época invernal integra todo lo que es parte de la temporada estival, pero agregando dos nuevos elementos a nuestras aventuras: las precipitaciones y la meteorología.

Durante este artículo hablaremos sobre la nieve principalmente, ya que un elemento de mayor interés y, a la vez, es el que cambia radicalmente las condiciones de un terreno, exigiendo un cuidado mayor que en muchos de los casos no se tiene, y que es el que finalmente desencadena desastres o accidentes que podrían haber sido prevenidos y anticipados.

La nieve y sus riesgos

La nieve consiste en vapor de agua que, producto del frío presente en la atmósfera, cae en forma sólida al terreno, generando un manto homogéneo que desde el momento que toca el suelo, comienza a interactuar con el entorno. De esta forma, la nieve va derritiéndose o congelándose, compactándose, acumulándose o transportándose de un lado para otro según la temperatura, nivel de viento, pendiente de la ladera y elementos presentes en el lugar. Tantas variables afectando el manto nivoso hacen que éste sea tremendamente frágil, pudiendo desencadenar lo que conocemos como Avalanchas o Aludes.

Freeride en zonas de nieve virgen.

Factor humano es de los principales gatillantes de avalanchas en zonas de montaña.

Las avalanchas consisten en el desprendimiento y consecuente desplazamiento de nieve producto de la gravedad y de un factor gatillante. Por lo general, y para estos efectos, los principales factores de generación de avalanchas (gatillantes) que encontramos son dos:

  1. Condiciones específicas naturales (ej: cambio brusco de temperatura, desprendimiento de rocas, erosión hídrica inferior).
  2. Factor humano (ej: sobrecarga del manto, corte de capa, dinamitado).

Si eres de aquellos que disfruta la temporada invernal en montaña, es esencial que te prepares y sepas trabajar con la nieve tanto en prevención como en rescate. Para esto, tenemos dos grandes áreas a cubrir: 1. Equipamiento de seguridad y 2. Cursos de rescate.

Equipamiento de seguridad en nieve

El equipamiento de seguridad consiste en tres elementos que te permiten atender una emergencia en caso de avalancha, y que han sido cuidadosamente diseñados para ser livianos, de fácil uso y reducidos en tamaño: Beacon, Sonda, Pala.

Beacon

El Beacon (o popularmente conocido como “Arva”) consiste en un dispositivo electrónico que muestra la presencia y distancia de otros beacons que hay alrededor en un radio determinado mediante la emisión de una señal magnética. De esta forma, si una persona queda enterrada bajo una avalancha y tiene su beacon encendido, un rescatista puede determinar dónde está y a qué distancia, agilizando la labor de rescate tremendamente. Los beacons normales (de uso regular, no profesional) suelen tener al menos dos modos: Víctima y Búsqueda. Al empezar la aventura, el montañista enciende su beacon y lo deja en modo Víctima, que emite una señal magnética capaz de traspasar la nieve e indicar dónde está ubicado. En caso de haber una avalancha y tener que hacer rescate, el rescatista activa el modo Búsqueda, que prepara el beacon para recibir la señal y mostrar la distancia a la que está. Te dejamos algunas sugerencias en caso de que estés buscando comprar uno:

  • Salir siempre con Beacon con baterías nuevas no-recargables, y con al menos 50% de carga.
  • Beacon debe estar junto al cuerpo del montañista, no en la mochila. Por lo general tienen correas/estuche para unir a bolsillos o cuerpo.
  • Buscar beacons que tengan 3 antenas, sí o sí.
  • Valores usados van desde los $40.000 pesos; nuevos desde los $180.000 aprox.
  • Dentro de las marcas más reconocidas, podemos encontrar: Arva, Ortovox, Pieps, OR, BCA, Mammut.
Grupo de beacons de distintas marcas

Aquí encontramos beacons de diversas marcas, como Pieps, Ortovox, Mammut, OR. Señal es estándar, y entre todos pueden buscarse sin problemas.

Sonda

Apenas nos acerquemos al beacon de la víctima, el siguiente paso es detectar la profundidad a la que está. Para esto usaremos nuestra sonda. La sonda consiste en una varilla de al menos 2.40 metros divididos en tramos de 40-60cm cada uno, y que se unen entre sí mediante una cuerda interna de nylon o acero, y que estiraremos lo más rápido posible para enterrarla y saber a qué profundidad está la víctima. En cursos de avalanchas se profundiza sobre el adecuado uso y las técnicas para sondear la zona de búsqueda. Si estás buscando una sonda para comprar, te dejamos los siguientes tips para tener la sonda óptima:

  • Largo debe ser al menos 2.40 metros.
  • Que sea liviana.
  • Que tenga marcas de regla cada 5cm al menos.
  • Cuerda interior que sea lo más resistente posible.
  • Preocúpate que esté hecha de metal inoxidable.

La sonda es un importantísimo elemento de seguridad para hacer búsqueda de víctimas de avalanchas.

Pala

Por último, y una vez que ya sabemos dónde está la víctima y calculamos su profundidad gracias a la sonda, nos queda hacer un hoyo y despejar la vía aérea de la víctima lo antes posible, evitando que muera por ahogo o intoxicación. Esto lo haremos con la pala, para sacar una mayor cantidad de nieve, y siempre con foco en su cabeza (por donde puede respirar). La pala es esencial para cualquier aventura en nieve, ya que nos permite remover grandes cantidades de hielo y polvo con facilidad, y así preparar pircas o incluso un iglú en caso de necesidad. Si andas buscando una, te dejamos los puntos en los que tienes poner atención:

  • Preocúpate de que sea metálica.
  • Busca una que sea lo más liviana.
  • Existen con dos tipos de mango: D o T. Ve cuál te acomoda más y quédate con ese.
  • Algunas tienen más de un modo, para tomar nieve y para arrastrar nieve. Este último agiliza harto el sacar nieve.
  • Elige palas que tengan su mango separado, para mejor transporte.
  • Existen palas con mango extensible. Puedes elegir cuál te acomode.

Palear en equipo durante un rescate agiliza considerablemente la posiblidad de encontrar a la víctima con vida.

Cursos y Certificaciones

Es importante tener en cuenta que no basta con tener el equipo, sino también practicar y aprender la teoría. Para esto, nosotros recomendamos que, sea cual sea tu aventura, siempre te certifiques y estudies los riesgos asociados a las aventuras que quieres tener. Para la época invernal, nuestra recomendación es la siguiente:

Imprescindibles:

  • WAFA: Wilderness Advanced First Aid. Certificación que te permite atender emergencias en zona agreste aprovechando los recursos disponibles y preparar a la(s) víctima(s) para ser atendidas posteriormente por personal profesional de la salud. En Anoka Outdoor ofrecemos esa certificación, que te entrega un documento internacional válido por 2 años y con opción de postular a disciplinas de rescate más avanzadas (como WFR, por ejemplo). Para mayor información, click aquí.
  • Técnicas Invernales: Importante para poder enfrentar condiciones de frío extremo y clima adverso. Te prepara para aprovechar equipamiento más técnico y evitar riesgos de caídas, hipotermia durante las experiencias en invierno.
  • AST/AIARE: Cursos profesionales de rescate de avalanchas que te enseñan no sólo a efectuar la búsqueda y posterior rescate, sino a evaluar el terreno y tomar decisiones basado en las condiciones que ves mientras estás en tu aventura. Las empresas encargadas de ofrecerlos aquí en Chile son Cordillera Blanca y Rimaya respectivamente.

 

Por último, y no menor, es importante mantener siempre la práctica de estas disciplinas y entrenar las técnicas de rescate de forma periódica, pues no sabes cuándo las vas a necesitar (esperamos que nunca). Además, te aconsejamos compartir esto con toda tu cordada, así entre todos se cuidan y se preparan en caso de emergencia y/o avalancha.

Más artículos Outdoor